martes, 2 de abril de 2013

Día 33 - Di NO a los circuitos pequeños

Hoy, después del entreno de fútbol, he querido trotar un rato para acabar de soltar los músculos y ya de paso sacarle el polvo a Endomondo, que se me va a oxidar de tan poco uso... Mi intención era correr unos 10 o 15 minutos a un ritmo hipersuave para no forzar el hombro que me ha vuelto a molestar esta tarde, pero al final esto es lo que ha salido:




10 minutos a un ritmo ridículo y, a estas alturas, inaceptable. Por suerte no sólo es inaceptable, sino que también es irreal. Y ésta es la razón:

A la izq, el recorrido según Endomondo; a la dcha, el mismo recorrido con el trazado real superpuesto (rojo).













Lo que ocurre es que dado que ya era muy tarde cuando llegué a casa no salí a correr por donde lo hago habitualmente y me he dedicado a dar vueltas a la finca con mi perro. Evidentemente el espacio era demasiado reducido para el GPS del móvil, que ha marcado el camino que mejor le ha parecido dentro de su natural margen de error (nada que ver con lo que he hecho en realidad).

Lección aprendida para futuras prácticas cronometradas: mejor correr en espacios abiertos. ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada